El Banco Europeo de Inversiones prestó 11.400 millones en España en 2023, un 14% más | Economía

La presidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Nadia Calviño.ZIPI (EFE)

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) financió el año pasado 11.400 millones de euros en España, un 14% más que en el 2022 y que servirá para respaldar inversiones por un valor estimado superior a los 26.800 millones, según los resultados presentados este martes por el grupo en Madrid.

De ese total concedido, 6.800 millones fueron al capítulo de acción climática, un 23% más que en el ejercicio anterior. A su vez, dentro de esta rúbrica, 2.500 millones se destinaron exclusivamente para energías renovables que suministrarán electricidad a cerca de 4 millones de hogares. Gracias a estas inversiones, con una capacidad de generación de 15.900 Gwh, el brazo financiero de la UE ha financiado hasta tres cuartas partes del aumento de la generación renovable en España. La entidad tiene el compromiso de dedicar al menos la mitad de sus recursos a la transición verde.

La presidenta de la institución, Nadia Calviño, ha destacado que España ocupa la octava posición del mundo en inversión en energías limpias. “El BEI juega un papel esencial para que España se convierta en el país campeón de las renovables”, ha afirmado la exvicepresidenta del Gobierno español. Y ha añadido que la economía española fue la que más financiación de Europa dedicó a reducir la dependencia de los combustibles fósiles y a garantizar una energía sostenible. En cinco años, la entidad ha comprometido más de 21.000 millones de financiación verde en España.

En un año marcado por el endurecimiento de las condiciones financieras, el BEI ha prestado para inversiones en transición verde, infraestructuras, innovación y digitalización, pymes, vivienda accesible o sanidad. El banco, que desde 1981 opera en España, ha concedido por ejemplo 1.000 millones a Iberdrola para financiar plantas renovables; hasta 1.700 millones a varios años a Solaria para construir plantas fotovoltaicas; 400 millones a Repsol para parques eólicos y fotovoltaicos; 80 millones a Cepsa para plantas solares en Andalucía y 150 millones para la red de cargadores eléctricos ultrarrápidos; 200 millones a Endesa para proyectos de energía solar y eólica; 700 millones a Naturgy para modernizar su distribución eléctrica; la compra de bonos verdes de Red Eléctrica para financiar proyectos de transporte eléctrico; 74 millones a El Corte Inglés para mejorar su eficiencia energética o el apoyo a la modernización del metro de Madrid.

También sobresale el respaldo brindado a proyectos de innovación, como las investigaciones de las compañías de tecnología verde Arteche e Ingeteam, sobre todo para abordar problemas de integración de las energías verdes en la red; a la empresa Dominion en el sector de la ingeniería; a Skydweller para el desarrollo de un avión propulsado con energía solar, o en el campo de la biotecnología a las empresas Som Biotech, Inbrain o Biohope.

En este contexto de tipos altos, la financiación a pymes es otra área crucial. El BEI ha suscrito 2.700 millones en España para 109.000 pymes que mantienen 1,3 millones de empleos. En estos momentos, según han explicado fuentes del BEI, abunda la incertidumbre sobre cuándo es mejor invertir, pues se espera alguna caída de los tipos durante la segunda mitad del año. Pero la ventaja del BEI es que su financiación es a largo plazo y muy estable, por eso esperan una demanda robusta también este año, han indicado.

El fondo autonómico y los presupuestos

Por otra parte, Calviño ha apuntado que se está ya avanzando en la puesta en marcha del llamado Fondo de Resiliencia Autonómica, un instrumento financiero dotado con 20.000 millones de créditos de la UE que servirán para financiar proyectos de las comunidades autónomas en el ámbito de las pymes, la vivienda, el agua, los residuos o la I+D. Se está preparando el trabajo técnico para empezar con un primer tramo de 3.600 millones lo antes posible, en el curso de 2024. El Ministerio de Economía ya ha señalado que todavía está por determinar la estructura de gobernanza que tendrá este fondo compartido con las autonomías, y el BEI ha explicado que las condiciones de financiación no variarán mucho este año respecto a las de 2023.

Calviño se ha metido en la arena política española subrayando que es importante que se aprueben los presupuestos en España para poder tener pronto el marco con el que canalizar la ejecución de los fondos y préstamos europeos concedidos por la pandemia, los llamados fondos Next Generation cuyo total concedido a España asciende a los 160.000 millones de euros. Se trata de unas declaraciones que buscan meter presión a Junts y Podemos para dar su respaldo a unas cuentas públicas que permitirían al Ejecutivo dar la señal política de que tiene la legislatura encarrilada. Sin embargo, con reales decretos leyes y modificaciones presupuestarias se podría funcionar. De hecho, así lo hizo este Gobierno durante dos años con los presupuestos del PP. E incluso se podrían actualizar los estados de ingresos para aumentar las entregas a cuenta a las comunidades sin tener unas cuentas públicas aprobadas.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO